Al Eleve

La propiedad está situada  en un magnifico entorno y fue diseñada para el descanso y relajación de los propietarios y sus huéspedes. Rodeada de exuberantes jardines y un imponente guadual que infunde inmensa tranquilidad al ambiente. Observando el lugar es fácil entender porque Al Eleve significa Alumno en la Casa de Dios (Al de la palabra árabe Ala que significa Dios y alumno del francés Eleve)

Ofrecemos  acomodación para máximo 10 personas, piscina infinita climatizada, y dos jacuzzis exteriores. Todo con vista al guadual que cuidamos  amorosamente pues nos provee agua pura y es hogar de aves, guatines, armadillos, zorritos y muchas especies de insectos y plantas. Cuenta con un sendero para caminarlo y disfrutar de su maravillosa frescura además de jardines con pequeños senderos y paradas para observar la exuberante vegetación y muchas especies de aves.

La casa principal fue construida en un estilo contemporáneo donde sobresale el altísimo techo que aporta gran frescura, el cielorraso totalmente en bambú entre vigas de mangle. Cada una de sus habitaciones se abre a terrazas para un disfrute óptimo del paisaje y acceso a la piscina y jacuzzi, frescas pérgolas en bambú y amplios decks con sillas para tomar el sol. Tenemos tres dormitorios. La alcoba principal con dos camas semidobles unidas. Segunda habitación con cama queen size y cama sencilla y la tercera con cama king size La habitación principal tiene baño privado y las otras dos comparten 1 baño y medio, todos  con agua caliente. Las áreas sociales interiores constan de sala comedor y cocina integral totalmente dotada. Hay salida a terraza con comedor adicional para disfrutar del paisaje durante las comidas. 

A unos metros de la casa se encuentra la Maloka, término indígena para casa o cabaña. Es una construcción independiente de 40 mt2 construida en guadua. Su estilo es único, elevada del suelo, diseñada en forma pentagonal y de paredes inclinadas permite una experiencia de descanso diferente  en medio de ruidos naturales y amaneceres de cantos y silbidos de aves.

La Maloka está muy cerca del guadual y rodeada de jardines y espacios para la contemplación. Una experiencia privada muy exclusiva. Cuenta con una cama king size y baño privado mirando al guadual. Terraza privada con hamaca. Jacuzzi privado  a pocos metros. Por solicitud se puede incluir una cama adicional.

A unos metros de la casa principal se encuentra el estudio de arte de la propietaria quien tiene su propia galería la cual puede ser visitada por los huéspedes. Hay obras para la venta. Las paredes de la casa están adornadas con sus cuadros y los de su hija menor quien también es artista.


Para la atención de los huéspedes hay dos personas de 7am a 5pm. Una de ellas duerme en la propiedad. Hay apoyo adicional hasta las 8pm.  Adelantan preparaciones para el desayuno en una cocina externa alejada de la casa. Solo cuando los huéspedes autorizan, ellas entran proceden a organizar las habitaciones. La privacidad es total.

Para comidas más sofisticadas hay magníficos restaurantes. El Camelias Real del hotel Las Camelias, Rancho Edén con comida internacional y típica, Bianco de comida italiana y magnifica panadería ambos en la vía al aeropuerto. Para compra de comestibles está el supermercado Cocora en Pueblo Tapao bastante completo para lo esencial y supermercado Laureles en el Mall Paraíso cerca al aeropuerto que cuenta además con una surtida plazoleta de comidas. 

Tour virtual

Realiza un recorrido por nuestras instalaciones, arrastra el ratón por la pantalla y da clic en los botones que indican foto para que conozcas más espacios